El banco mundial señala que la producción de minerales como el grafito, litio y el cobalto, podrían experimentar un aumento de casi un 500% de aquí a 2050 para satisfacer la demanda tecnológica respecto a las energías limpias. Consideran que se necesitarán más de 3000 millones de toneladas de minerales y metales para la construcción de tecnologías que proporcionen energía de manera eólica, solar y geotérmica, así como su almacenamiento y con esto lograr una reducción de temperatura por debajo de los 2 °C en el futuro.

En la publicación se revela que algunos minerales, como el cobre y el molibdeno, se utilizarán en diversas tecnologías, mientras que otros, como el grafito y el litio, posiblemente sean necesarios sólo para una única tecnología: el almacenamiento en baterías. Esto significa que cualquier cambio en la implementación de tecnologías de energía limpia podría traer consigo consecuencias significativas en la demanda de ciertos minerales.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *