La  catedral de Sal de Zipaquirá esta situada a 48 kilómetros al norte de Bogotá, esta maravillosa construcción moderna realizada por Roswell Garavito Pearl en los años noventa esta situada, en el interior de una mina de sal que ha sido explotada desde 1801, dentro del parque de la Sal de Zipaquirá.

La maravilla de esta catedral es que se encuentra a 180 metros bajo tierra. Su historia inicia con la construcción de una capilla improvisada en 1930 dentro de los túneles de la mina, pero en 1992 se determinó que era insegura, por lo que inauguraron una nueva iglesia en 1995 en la que se pueden albergar a 10 mil personas. Para su construcción se extrajeron 250 mil toneladas de sal, incluyendo una cúpula de 11 metros de alto y 8 de diámetro la cual simboliza la unión de la tierra y el cielo.

Si visitas este gran atractivo no te puedes perder la ruta del minero donde podrás realizar varias actividades como escalar un muro y disfrutar de un recorrido guiado dentro de la mina.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *