Se estima que una sola persona puede utilizar 13 baterías a lo largo de un año. En un hogar de 4 personas se utilizan aproximadamente 42 baterías, las cuales son mayormente desechadas en la basura común provocando que los metales pesados que contiene como el mercurio, cadmio y níquel terminen contaminando el suelo en los depósitos de basura o el agua debido a filtraciones de residuos.

El Centro de Capacitación Eléctrica y Energías Alternas de México CCEEA comenta que debido a la mala gestión de residuos puede provocar daños a la salud debido a que sus componentes son altamente tóxicos, mayormente metales pesados, los cuales pueden provocar ceguera, cáncer, problemas en los riñones y pulmones, pérdida de memoria y provocar la muerte.

Puedes encontrar centros de recolección en supermercados, tiendas de electrónicos o centros de recolección
¿Sabías que en el 2001 se suspendió la producción de pilas en México?, por lo que el 100% de estas baterías desechables son importadas de otros países.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *