Este término sirve para describir la actual contaminación electromagnética generada por la exposición excesiva de los equipos electrónicos.

Tras esto existe una gran polémica acerca de los efectos de la contaminación magnética en los seres vivos. Estudios indican que algunos campos electromagnéticos a intensidades elevadas pueden generar efectos adversos a la salud. También existen estudios científicos que vinculan algunas posibles enfermedades provocadas por la polución electromagnética.

Vivimos en un mundo en que este tipo de contaminación nos rodea constantemente, las antenas de telefonía, wifi, cables de tensión, microondas en los hogares y aparatos que utilizan ente tipo de tecnología para funcionar. Pero también, nuestros procesos vitales y bioquímicos, son electromagnéticos. Nuestro organismo funciona a base de impulsos eléctricos y magnéticos, dos conceptos unidos, ya que toda corriente eléctrica produce uno de estos campos.

La influencia de campos externos puede alterar los procesos biológicos, llegando a producir efectos adversos en la salud. Los niveles de exposición a estas radiaciones son cada día mayores y los posibles efectos, en exposiciones a largo plazo, son aún un campo desconocido por la ciencia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *