El propósito de esta charla es discutir los peligros de ahogarse, que a menudo son subestimados por los adultos, quienes pueden terminar siendo las víctimas. Nadar es uno de los deportes más saludables, pero también de los más exigentes en que un individuo pueda participar.
• Nunca nade en aguas desconocidas.

• Nunca realice un clavado a menos que sea un clavadista experimentado y sepa que la profundidad del agua es adecuada.

• Manténgase cerca de la orilla, si tiene problemas.

• Nunca mezcle el alcohol con la natación.

• Nunca ingiera una comida inmediatamente antes de nadar. Es mejor esperar varios minutos.

• Conozca la ubicación del interruptor que corta la bomba de circulación del agua de la piscina, de modo que lo pueda apagar en una emergencia.

• Asegúrese de que su piscina tenga una cubierta de seguridad.

• Nunca nade solo.

• Nunca nade en la noche.

• Cuando esté cansado, salga del agua.

•Es recomendable usar un chaleco salvavidas aprobado por la guardia costera.

• Si no puede nadar, no entre al agua.

• Sea extremadamente cuidadoso de aguas con corrientes.

• Escoja con cuidado el área para nadar.

Muchos casos de ahogamiento ocurren porque las personas sobre estiman sus capacidades para nadar. Todos, sin importar las habilidades para nadar, podemos experimentar problemas en el agua. Conozca su nivel de habilidad y sus limitaciones y nade con otra persona, en caso de que necesite ayuda.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *