El propano es un combustible seguro y efectivo y de bajo costo. Para muchas personas que viven en áreas rurales, es la única fuente de energía eficiente en costos. Sin embargo, como cualquier otro combustible, puede ser peligroso si es manejado inadecuadamente.

El propano ha servido como fuente de combustible desde los inicios de la década de los 20. Comenzó como combustible para motores y luego fue rápidamente utilizado como fuente de calor. Hoy en día, el propano es utilizado en variadas aplicaciones, tanto en la industria como en el hogar. Todos debemos recordar que el propano tiene propiedades físicas diferentes a las del gas natural.

Elementos de seguridad:

• El propano no tiene color, pero sí olor, para ayudar a detectar su presencia.

• El propano es más pesado que el aire.

• El propano es inflamable cuando se une con la cantidad apropiada de aire.

• El propano es almacenado como líquido, cuando está bajo presión.

• El propano líquido puede quemar la piel por congelación, porque tiene un punto de ebullición muy bajo (-44 grados F, aprox. 6.67º C).

Consejos de seguridad:

– Familiarícese con el olor distintivo del propano.

– Siempre huela a nivel del piso en busca de propano, antes de encender la luz piloto.

– Nunca encienda un fósforo u otra fuente de ignición, si huele el propano.

– Reporte las fugas a un técnico competente.

– Evacue el sitio, si encuentra una fuga incontrolable.

– Aprenda el procedimiento para cerrar la salida de gas.

– Nunca sobrecargue o pida al personal encargado sobrecargar un recipiente.

– Nunca transporte cilindros portátiles dentro del compartimiento de pasajeros de un vehículo.

– Nunca guarde cilindros de propano con una capacidad mayor a una libra dentro de su casa o garaje.

– Mantenga los cilindros de propano extra lejos de las parrillas de gas y espacios bajos del sótano.

– Mantenga los materiales inflamables y combustibles lejos de los tanques de almacenamiento.

El gas propano es seguro y eficiente. Sin embargo, puede ser peligroso si se maneja inadecuadamente. Aprenda todo lo que pueda acerca del propano y sus características físicas. Mantenga las fuentes de ignición lejos del gas no quemado y recuerde que el vapor del propano es más pesado que el aire. Evacue el sitio si descubre una fuga y cierre la salida de gas del tanque, si es posible.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *