Las reparaciones en los automóviles son usualmente causa de muchos accidentes. Frecuentemente, estos accidentes ocurren porque las personas no prestan atención al trabajo que están haciendo y se tranquilizan pensando que los peligros son mínimos.

Planee con anterioridad el trabajo:

  • Revise el trabajo antes de comenzar a hacerlo. Reúna las herramientas y el equipo adecuados.
  • Revise las condiciones de todas las herramientas y equipo antes de empezar a trabajar y corrija cualquier problema que tenga.
  • Identifique un lugar que esté seguro del tráfico vehicular, que le brinde el suficiente espacio para hacer reparaciones y le ofrezca protección contra el tráfico.

Consejos de seguridad:

  • Controle las fuentes de ignición en el área. Sea cuidadoso cuando manipule gasolina y guarde este tipo de productos sólo en recipientes aprobados.
  • Tenga un extinguidor cerca, en caso de un incendio.
  • Nunca succione gasolina usando una manguera y su boca. Use una bomba de succión y un recipiente aprobado, cuando traslade gasolina.
  • Siempre que sea posible desconecte la terminal negativa de la batería.
  • Use gatos aprobados para carros, en superficies planas y firmes. Nunca confíe

totalmente en el gato del carro u otro aparato para soportar su vehículo.

  • Bloquee las llantas con tacos cuando sea necesario.
  • Realice las reparaciones fuera del garaje si éste hace parte de su casa, cuando sea posible. Esto es especialmente importante si hay posibilidades de que haya un incendio.
  • Nunca introduzca su mano en el área del motor cuando el motor esté funcionando, a menos que tome precauciones especiales.
  • Sea cuidadoso con el compartimiento de la batería. Mantenga las chispas y otras fuentes de ignición lejos de este aparato. Recuerde que la batería libera gas hidrógeno muy inflamable.
  • Tome precauciones extremas cuando retire la tapa del radiador. Retírela sólo cuando el motor esté frío al tacto.
  • Lleve a cabo reparaciones sólo si está preparado para hacer el trabajo de manera segura.
  • Cuando sea posible, trabaje en áreas donde pueda pedir ayuda en caso de que haya un problema.

Hacer reparaciones a un automóvil puede ser relajante, económico e incluso divertido, pero nunca se deben desestimar las implicaciones de seguridad de tal actividad. Piense antes de actuar y use equipo de protección personal cuando sea posible. Recuerde también que muchas actividades de reparación es mejor dejarlas a los profesionales entrenados, que tienen las herramientas y capacitación apropiadas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *