Me siento como un hombre rico.

• Tengo dos brazos
• Dos piernas
• Dos pies
• Dos manos
• Diez dedos en los pies
• Diez dedos en las manos
• Tengo dos ojos

Lo que es más: todas estas cosas están en buenas condiciones y deseo mantenerlas así.

Cuando a una persona le falta una parte del cuerpo o no puede usarla apropiadamente, se le denomina lisiado. Un hombre con desventaja frente a la vida.

En las carreras de caballos a veces uno lleva un peso muerto extra, la desventaja (hándicap), dándole con esto oportunidades mejores a sus competidores para ganarle. En el billar, un jugador da un número de carambolas extras para que otros puedan ganarle. Juega con desventaja.

 

En la vida, tener la desventaja de unos dedos menos o una pierna lisiada, ser ciego o sordo, lo que hace que todo el negocio de vivir sea más difícil y más rudo. Es colocarnos ese peso muerto extra (un hándicap), es dar un gran número de carambolas en un partido de billar. Algunas personas con ciertas desventajas hacen grandes cosas, pero esta gente tiene que trabajar mucho más  que el resto de nosotros para cumplir su cometido.

No hay nada en nuestras operaciones de trabajo que necesite causar accidente que nos dejan inhábiles. Pero no hay ninguna clase de trabajo en el cual no puedan ocurrir accidentes que nos dejan lisiados.}

 

Cualquier maquinaria puede invalidar si no se la maneja correctamente. Si usted trata de aceitar, limpiar, ajustar o reparar máquinas en movimiento se está arriesgando a hacerse pedazos una mano con la que no podrá nunca volver a realizar un buen trabajo.

Cuando se maneja algo pesado, se arriesga una lesión en la espalda, a menos que el peso sea levantado con sus piernas en lugar de utilizar los músculos de la espalda o que soliciten ayuda para una carga demasiado pesada. Estos cargamentos pueden también destrozarle un pie, a menos que las manejen correctamente y se protejan con zapatos de seguridad.

La más leve cortada puede infectarse a menos que se le cure inmediatamente y una infección agravada fuerza al médico a cortar el dedo, la mano o el pie lastimado.

Un ojo, una de las partes más vulnerables, aún el pedacito más pequeño de metal, chispa de esmeril o de polvo puede dañarlos. Lo mismo ocurre con los ácidos y otros químicos. Por eso es que algunas de nuestras operaciones requieren protección en los ojos, para evitar accidentes que provoquen la grave desventaja de la ceguera.

Los percances que te pueden producir inhabilidades permanentes son las caídas, quemaduras, cortadas, entre muchas otras., estas pueden ocurrir en el trabajo o en la casa. Si se quiere evitar incapacidades, debemos aprender a realizar nuestras actividades con seguridad, identificar las cosas que puedan quemar o explotar, mantener nuestros ojos abiertos al tráfico, ya sea en las calles o en los corredores de la planta.

 

Conservémonos libres de accidentes, trabajando juntos en forma sana y segura.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *