Por su invisibilidad, la energía eléctrica es frecuentemente menospreciada en lo que respresenta a su peligrosidad. Ante los peligros que reprecenta se acostumbra usar equipo de protección especializado y a confiar en los dispositivos de protección incluidos en las instalaciones eléctricas.

¿Para qué sirven los fusibles e interruptores automáticos y de qué nos protegen?

Esos dispositivos están diseñados para proteger los circuitos y los equipos, no para protegernos a nosotros, esta falsa percepción de seguridad es una de las principales causas de los accidentes eléctricos que llevan a las personas a los hospitales.

¿Qué hay para nuestra protección?

Ante todo, usemos los interruptores. Coloquemos todos los interruptores del equipo en el que vamos a trabajar en posición de apagado.

Aseguremos que los interruptores no serán cambiados de posición por otras personas. Para esto, existen los candados y etiquetas que indicarán e impedirán que alguien pueda accionar un interruptor desprevenidamente.

Una vez apagado el equipo, nos debemos proteger asegurando que efectivamente el flujo de corriente ha sido interrumpido. Para esto contamos con varios elementos como medidores de voltaje o de amperaje. El resultado de estas mediciones es lo que nos indica si hay energía eléctrica.


Por último, está el equipo de protección personal. Es importante tener en cuenta que es la última barrera de protección y como tal nuestro último recurso. Debemos hacer lo posible por no necesitarla.

 

Los fusibles e interruptores automáticos por su diseño protegen los equipos de sobrecargas.  Muchas de las veces que estos fallan, son simplemente reemplazados o vueltos a su posición de encendido sin más consideraciones. Estas acciones ponen al equipo en marcha nuevamente, pero no son suficientes.

La respuesta es: Porque no se ha conocido la causa por la cual el interruptor se apagó o el fusible se quemó y, por tanto, podría ocurrir nuevamente y en la nueva sobrecarga ocasionar un accidente

 

 

¡No ignoremos las señales de sobrecarga y reportemos las condiciones anormales inmediatamente!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *