Nuestro trabajo no justifica de ninguna manera exponer nuestra vida o la de los demás.

Es posible que al realizar alguna actividad encontremos condiciones inapropiadas para trabajar como falta de orden, herramientas o

equipo en mal estado, condiciones climáticas adversas como la lluvia o fuertes vientos y en algunas ocasiones falta de iluminación.

Estas condiciones son especialmente importantes si trabajamos con equipo pesado, pues las dimensiones y pesos de ellos, así como de los trabajos que se realizan con esta maquinaria aumenta los riesgos tanto de daño a la propiedad como de lesión a las personas.

Recordemos que el trabajo con maquinaria pesada obliga como medida de prevención, que contemos con suficiente visibilidad todo el tiempo y en los casos en que esta se limite, debe haber medidas de prevención adicionales como personas que nos hagan señales para asegurar la operación.

 

El sentido común, además de las leyes nos indican claramente que debemos detener el trabajo en el momento que las condiciones no permitan trabajar de forma segura.
Eso en términos reales y legales significa que debemos adecuar el lugar de manera que evitemos todos los accidentes que podamos prever.


Infortunadamente no todos pensamos así y encontramos condiciones como la de la siguiente imagen, que, desde todo punto de vista atenta contra la seguridad no solo de la operación, sino de las personas que se encuentren en la cercanía.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *