El monitoreo del aire es una herramienta importante usada por personal entrenado en salud, seguridad y medio ambiente, para determinar la presencia o ausencia de contaminantes específicos. En esta charla nos concentraremos en el monitoreo del aire dirigido a determinar la exposición potencial de los trabajadores a contaminantes transportados por el aire.

¿Por qué se monitorea el aire?

Los profesionales de la salud pueden llevar a cabo monitoreos del aire por varias razones; entre ellas están:

• Evaluación de un proceso, operación o actividad nuevos o modificados.

• Investigación de la queja de un empleado.

• Investigación de un incidente.

• Actualización periódica de información histórica para asegurarse de que las condiciones sean estables.

• Asegurar el cumplimiento de las leyes y regulaciones aplicables.

• Reunir datos en la realización de estudios científicos o ayudar a establecer límites de exposición ocupacional donde no exista ninguno.

• Evaluación de la efectividad de medidas de control.

• Soportar o refutar otros tipos de evidencia de exposición, tales como los resultados de monitoreos biológicos.

• Documentar una falta o límite de exposición.

• Evaluación de nuevo equipo de monitoreo, técnicas de muestreo o análisis.

TIPOS DE MONITOREO DEL AIRE

Existen dos tipos básicos de monitoreo

• Lectura directa: Ofrece resultados instantáneos, pero la precisión es limitada.

• Seguimiento de largo plazo: Requiere análisis de laboratorio, pero aumenta la precisión.

Existen dos tipos básicos de muestreo de largo plazo

• Muestras personales: recolectadas en la zona de respiración de un trabajador durante la ejecución de una actividad.

• Los resultados pueden ser comparados directamente con los límites de exposición ocupacional.

• Muestras de área recogidas en un punto fijo en el área de trabajo, para determinar las concentraciones del ambiente.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *