La mayoría de nosotros entra en contacto diariamente con aparatos que usan gas, en nuestra casa o trabajo. Estos implementos nos proveen de agua caliente, aire caliente, ropa seca y nos ayudan a preparar los alimentos. A continuación, presentamos algunas recomendaciones para ayudarle a vivir y trabajar con seguridad rodeado de estos aparatos.

Consejos de seguridad:

• Siga siempre las instrucciones del fabricante para encender el piloto y durante la operación.

• Nunca haga reparaciones y mantenimiento a estas unidades, a menos que esté calificado para ello.

• Haga que un técnico calificado examine su sistema de gas anualmente.

• Cambie el filtro de su calentador ambiental frecuentemente; es recomendable hacerlo cada mes.

• Nunca almacene materiales combustibles como papel, basura, fluidos y gases comprimidos cerca de los aparatos de gas.

• Asegúrese de que cada miembro de su familia conoce el olor del gas que están usando. Evacue el lugar si percibe olor a gas.

•    Si su calentador de agua está instalado en el garaje, asegúrese que el botón de la unidad esté por lo menos a 18 pulgadas (aprox. 45 cm) del suelo.

•    Instale un detector de monóxido de carbono electrónico en el área de cada aparato.

•    Nunca use una estufa de gas como calentador de ambiente. Puede ahogarse con el monóxido de carbono.

•    Asegúrese de que cada aparato de gas esté adecuadamente ventilado hacia el exterior.

•     Informe cualquier olor extraño a su proveedor de gas; el sistema de ventilación puede estar presentando problemas.

• Arregle los aparatos defectuosos inmediatamente o suspenda su uso hasta que pueda acceder a asistencia profesional.

Los aparatos de gas brindan muchos años de servicio sin presentar dificultades y esto es parte del problema. Algunas veces nos olvidamos de ellos y eso ¡no es una buena idea!. Examine su sistema de gas periódicamente y busque ayuda calificada cuando sea necesario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *