¡Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar!
¿Han oído esta frase? , ¡Yo agregaría, un tiempo para cada cosa y cada cosa a su debido tiempo!
Creo que esas dos frases nos dan la idea completa sobre la oportunidad de hacer las cosas, nuestro deber de ser cumplidos con nuestros deberes tanto en la calidad, como en los tiempos y considerar siempre el orden y el aseo en lo que hacemos.
En otras ocasiones hemos hablado de la importancia de mantener las cosas en su sitio de asegurar su buen estado y almacenamiento.

Veamos algunos:

Peligro de lesión o golpe – Ninguna de las personas en la imagen cuenta con EPP de ninguna clase.

Peligro de caída – Los hombres en el andamio no cuentan con ninguna barrera contra caída.

Peligro de caída – El andamio no cuenta con soportes ni amarres adecuados.
Peligro de lesión o daño – Elementos de trabajo se encuentran fuera de la zona acordonada.

 

Peligro de lesión – Hay visitantes que atraviesan la zona de trabajo.

Peligro de golpe o caída – Podemos identificar claramente que no hay un lugar para cada cosa y las cosas no se encuentran en su lugar.

Pero, adicionalmente las acciones tampoco se están realizando en el lugar que deben realizarse.

Dentro de un área de trabajo no deben llevarse a cabo visitas. Para esto están las oficinas o de hecho, con salir del área acordonada sería suficiente. Si requerimos atender a alguien, debemos organizar nuestro tiempo para hacerlo en el momento justo sin tener que involucrar a esa persona en actividades que no le competen aumentando los peligros presentes.

Las cosas deben encontrarse en su lugar y deben hacerse también en el momento y en el sitio apropiado para ellas. Cada uno es responsable de tener en cuenta su protección y la de los demás.

 

¡Realizar actividades fuera de su lugar aumenta los peligros de ellas!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *