El radón es una fuente de temor para muchos dueños de propiedades. Se ha convertido en un problema real en ciertas regiones. Es importante que la gente entienda los riesgos, así como la probabilidad de que el radón se convierta en un problema.

El radón es un gas incoloro, inodoro, de baja radioactividad, formado de la descomposición del radio. El radio a su vez, está formado por uranio, que está presente en cierta medida en todas las rocas, pero más comúnmente en el granito.

Casas en sitios con problemas de radón predecibles:

• Casas construidas en áreas donde las rocas contengan una cantidad de uranio mayor de lo normal.

• Casas construidas en vetas de uranio y pegmatitas de granito.

• Casas en sitios con contaminación de radio.

• Casas en sitios que tienen alta concentración de radón en las aguas subterráneas.

• Casas construidas sobre o con materiales radiactivos, como desechos de procesadores de uranio.

Métodos usuales para detectar radón en la casa:

• Potes de carbón.

• Rastrear los aguafuertes.

Causas del incremento de concentración de radón en las casas:

• Casas con aire denso, eficientes en energía.

• Grietas en los cimientos.

• Casas construidas por debajo de la superficie.

• Falta de circulación de aire en el sótano.

• Casas construidas en áreas rocosas.

El radón ha sido un constante problema para el negocio de bienes raíces. Asegúrese, cuando compre una casa, de que ésta haya sido examinada en busca de radón. No existen estudios definitivos sobre los efectos en la salud, debido a largas exposiciones que son necesarias y a la naturaleza transitoria de la sociedad. Sin embargo, es una buena idea revisar si hay exposición al radón en su casa o lugar de trabajo. Se consiguen equipos de auto chequeo, de bajo costo, para hacer pruebas en su propio edificio.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *