Existen 33 yacimientos de clase mundial a lo largo del territorio mexicano, lo cual coloca a la minería como una de las actividades económicas más importantes del país.

Entre los principales yacimientos con los que cuenta el país, los de plata y cobre están dentro de los más importantes a nivel mundial.

La minería se empezó a realizar tras la conquista española, esto quiere decir que por alrededor de 500 años se han aprovechado estos recursos del suelo mexicano.

Uno de los momentos históricos más importantes para la minería mexicana ocurrió durante el porfiriato, cuando dio comienzo el uso de energía eléctrica en las labores mineras, lo cual llevó a estas actividades a uno de sus máximos esplendores.

Principales yacimientos y minerales de México

México tiene el primer lugar del mundo en producción de plata. El yacimiento más grande del mundo de este metal se encuentra en Fresnillo, Zacatecas, y existen más depósitos en distintos estados, como Guanajuato, Chihuahua y Guerrero. Otras entidades que tienen gran relevancia por la extracción de diversos metales son Sonora, Campeche, Coahuila y San Luis Potosí.

Los minerales que existen en abundancia en México son:

  • Plata
  • Fluorita (La mina de Las Cuevas es considerada de las más grandes del planeta).
  • Cobre (En Cananea está uno de los yacimientos de este mineral más importantes del mundo).
  • Barita
  • Oro (México tiene el noveno lugar como productor).
  • Manganeso (Molango, Hidalgo, es una de las zonas más importantes del norte del continente americano).
  • Celestita
  • Bismuto
  • Molibdeno
  • Plomo (México tiene el quinto lugar como productor).
  • Zinc
  • Yeso
  • Carbón
  • Fierro

De acuerdo con datos del gobierno de México, el 70 por ciento del territorio “es susceptible para desarrollar proyectos mineros”, pero las concesiones otorgadas solo abarcan el 11 por ciento, esto equivale a 25 millones de hectáreas.

Sin embargo, la minería es una de las industrias que más impacto negativo tiene en el ambiente. La contaminación afecta principalmente al agua y al aire al producir grandes cantidades ácido sulfúrico, así como la desertificación en las zonas aledañas a los yacimientos.

Fuente: Dinero en imagen

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *